jueves, 13 de noviembre de 2014

Una afición minoritaria

Hace tiempo que quise escribir esto, pero la verdad es que no había encontrado una razón de peso para ponerme a ello, al fin y al cabo iba a decir algo que ya todos sabemos. Pero esta mañana durante el desayuno he empezado a leer un artículo que me ha hecho pensar.

Todos sabemos que el rol en este país es una afición minoritaria, somos sólo unos cuantos y captar gente cuesta, por la razón que sea, pero cuesta.

Pero lo importante, lo que he empezado a leer esta mañana, que no me ha dado tiempo a terminar; trataba sobre las obsesiones humanas y comentaba que no se qué psicólogo (no recuerdo el nombre, pero sé que se apellidaba Skinner) había hecho un estudio según el cual la forma de crear aficiones en las personas sería ofrecer algo en lo que siempre consigamos un resultado sin necesidad de esfuerzo, pero que conforme pasase el tiempo o se avanzase cada vez costase más conseguir lo que queremos.
Según esta teoría esto conseguiría que nos enganchásemos a lo que sea (al menos la mayoría); y como ejemplo pone el Angry Birds, aunque a mí no me ha gustado, sí que conozco a mucha gente que ha estado muy, muy enganchada al juego.

Bueno, pues se me ha ocurrido una cosa, seguramente inviable, pero es una idea:

Todo consistiría en escoger una ambientación que a la mayoría de la gente pudiese interesarle, como El Señor de los Anillos, que prácticamente todo el mundo conocen y muchos veneran, aunque sea sólo por las películas.
Una vez decidida la ambientación todo se dividiría en tres sencillos pasos:
1. Elaborar y distribuir de forma totalmente gratuita un pequeño libro, de unas 10 páginas en A5, que incluyese un sistema de juego la mar de sencillo, quizá usando tan sólo una serie de características básicas y usando un sólo dado d6, como el del parchís que todo el mundo tiene. Algo tan sencillo que a cualquier rolero le resultaría insulso, pero que a alguien que no ha jugado jamás le sea extremadamente sencillo.
El librito debería incluir el reglamento de una o dos páginas a lo sumo y lo más sencillo posible, algunos personajes pregenerados, con su nombre, descripción, características, daño del arma y una ilustración muy llamativa. Y para acabar una pequeña aventura, que sea sencilla, tenga bastante combate, que es lo que más atrae a la gente, y muestre también algunas de las otras virtudes del rol y, esto sería lo más importante, cuando la aventura esté en su punto álgido, donde los jugadores estén deseando saber como acaba: Continuará...
El tomo en sí debería ser lo más atractivo a la vista posible, a todo color, con ilustraciones muy curradas o imágenes de la película (no y/o, o una cosa o la otra) y una maquetación atractiva; del tema del coste ya hablaremos.

En cuanto a la distribución, sería recomendable darle la máxima posible: tiendas especializadas, librerías, colegios e institutos, etc.

2. En el segundo punto ya deberíamos tener a gran parte de los objetivos con ganas de saber cómo sigue la historia, les ha costado muy poco esfuerzo empezar, sólo leer 10 páginas, hacer unas fotocopias, juntarse y jugar; y ya hay algo que les hace seguir: saber cómo acaba. Ahora llega el momento de complicar un poco las cosas.
Se presentaría un nuevo libro con el mismo formato que el anterior: A5, color, 10 páginas, gratis, de fácil acceso, etc.
Pero, esta vez no se incluiría reglamento, sólo las reglas de creación de personaje y una hoja en blanco y la continuación de la aventura. Esta aventura debería ser aún más interesante, intensa y larga (tenemos más páginas) que la anterior, ofreciendo más posibilidades de interpretación y de muerte, la cosa se empieza a complicar, lo personajes pueden morir, ya hay un reto que puede ser que no consigan.
Y para ponerlo más interesante, vamos a hacer que gasten algo de dinero (0.50€); vamos a crear un enemigo con un arma más poderosa, que en lugar de usar 1d6 para el daño use 1d8. Con esto los jugadores descubrirán que existen otro tipo de dados, se tendrán que mover un poco para conseguirlo y tienen un arma más poderosa que conseguir para enfrentarse a sus enemigos.
Y por supuesto, en lo mejor de la aventura, Continuará...

3. Si no han mandado ya a la mierda esto con tanto "continuará", deberían de estar bastante enganchados y deseosos de saber cómo acaba todo, pero esta vez les va a costar esforzarse más. En el segundo libro se indicará que el tercero estará tan sólo disponible para descarga, totalmente gratis, claro. Esto hará que los jugadores se esfuercen en usar internet para algo más que para facebook y de paso se tengan que meter en la web de alguna editorial.

Este libro, además de que tendrán que imprimirlo (habría una versión print friendly de esas) o ponerse a leerlo en el ordenador, debería tener un mayor número de páginas, 20 por ejemplo, además de incluir una pequeña sección de ambientación del lugar en el que se lleve a cabo la aventura, un bestiario con los enemigos y la aventura en sí, esta vez con un FIN. Así se van a costumbrando un poco al modelo clásico.


Bueno, con esto le intención es que los nuevos jugadores hayan acabado enganchados al juego gracias a una historia interesante y que les ha dejado varias veces con la incertidumbre de cómo continuaría. Además han conocido un sistema de juego sencillo, que no les ha llevado demasiado tiempo asimilar y toda la preparación para jugar ha debido de ser relativamente poca. Además, al hacer que la tercera parte, la que debería de ser la más importante, esté en la web de una editorial, les ha dado la oportunidad de ver el catálogo de esta y saber que existen muchas más opciones y muy interesantes. Y tienen un nuevo dado de 8 caras.

Es es la idea básica, en cuanto al precio, entiendo que es algo que puede salir muy caro, una impresión a color, el trabajo de mucha gente y las licencias, quizá imprimiendo en un papel de baja calidad, como la de los comics de grapa, podría abaratar un poco, no sé; tampoco entiendo mucho de estos temas.
Quizá haciendo un esfuerzo conjunto entre varias editoriales y los aficionados, como un crowdfunding o algo así se pudiese conseguir, si es que realmente es algo viable y que interese. Esto además conseguiría que los "objetivos" conociesen varias editoriales con distintos productos y por tanto un catálogo más amplio.


Lo dicho, es una idea, probablemente no tenga sentido o sea inviable, quizá incluso haciéndolo no se consiga captar nuevos consumidores.
¿Vosotros cómo lo veis?


Publicar un comentario