domingo, 23 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días, día 23: Te compraste aquel juego ¿porqué…?

Empecemos dejando una cosa clara sobre mis gustos: no me gusta nada la temática post-apocalíptica, absolutamente nada, me resulta insulsa, siempre la misma historia y siempre igual de aburrida y manida.
Vale, ahora que todos tenemos eso claro, el juego fue:

Con dos cojones, ¿eh?
Sí, tengo Apocalypse World (y en cartoné ni más ni menos), lo he jugado y me ha gustado, y mucho.

Bueno, corría el año 2013 cuando yo descubrí la editorial conBarba gracias al grandioso No te Duermas, y ya que estaba me puse a cotillear qué habían hecho y entre todo estaba el AW, bah, post-apocalipsis, pasando; vale que la portada tiene una pintaza, pero nah, no me va a gustar. Pero como soy un poco masoca me puse a investigar, a leer reseñas y demás; todo el mundo lo pintaba genial, así que empecé a interesarme.

Como soy como soy, no lo pude evitar y me lo compré, joder, todo el mundo hablaba genialidades de él y estaba en la tienda un día que fui, merecía que le diese una oportunidad. Me lo leí casi entero, sin enterarme mucho de lo que decía, pero la forma que proponía de llevar las partidas me resultó de lo más interesante, aunque seguía siendo post-apocalíptico y sumando mis dificultades para formar grupo, pues no llegó a ver mesa.
Y llegó el fatídico día: mis primeras TdN. Había una partida de AW en el programa y me decidí a probarlo, a pesar de que no me llamaba nada, pues decidí probarlo. El señor +Oscar Iglesias montaba aquello y joder, me lo pasé genial; además de que descubrí una forma de dirigir y una facilidad que no había visto antes, o lo mismo me engañó, que todo es posible ;)



Publicar un comentario