martes, 4 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días, día 4: ¿Qué consejo le darías a un máster que fuese a dirigir su primera partida?

Hace ya tiempo que escribí una entrada hablando de esto.
El principal consejo: tranquilo, no te preocupes y no te crees expectativas, seguramente la primera vez las cosas no te salgan bien, es normal; pero no te desanimes, fíjate en qué crees que has fallado e intenta corregirlo para la próxima vez y poco a poco todo irá mejorando. También es importante que hables con tus jugadores, y es algo que yo estoy aprendiendo a base de palos, porque es posible que ellos tengan una idea muy distinta a la tuya de lo que buscan y esto puede llevaros a todos a acabar frustrados con las partidas y, en el peor de los casos, si alguien no encaja en la forma de jugar de los demás, pues adiós muy buenas, ya jugaremos a algún juego de mesa y esta noche quedamos para echar unas cervezas.

Siempre es bueno también que te prepares todo lo mejor posible, y que te vayas repasando las cosas en las que ves que fallas.

Y como siempre, lo más importante es divertirse.


Publicar un comentario