lunes, 10 de noviembre de 2014

Louisiana Century Club

Este sábado hice otro intento de jugar a Spirit of the Century, viendo que el último fue un completo desastre y que los jugadores no estaban interesados, cambié de grupo. Mi novia repetía, a pesar de que odia el sistema FATE (tras esta última partida ya no tanto), y completaban el grupo un viejo amigo, su novia y un amiguete suyo.
De todos sólo habíamos jugado a rol mi novia, mi amigo (aunque sólo a D&D y hacía muchos años) y yo, los otros dos no sabían ni lo que se iban a encontrar, pero se lo vendí bien; mi frase de "un ejercicio de empatía" los enamoró.



Bien, como dos de ellos eran nuevos, a mi novia no le gusta FATE, mi colega hacía mucho que no jugaba y yo no quería agobiarles mucho decidí pasar del FATE del Spirit y usar directamente FAE, pero encima recortadillo: desarrollamos la idea del personaje, le pusimos 3 aspectos y una sola proeza.

Pero vamos a lo que importa, la partida y su preparación previa. Unos días antes del día clave, estuve hablando con mi novia sobre qué quería que fuese su personaje, y decidió que quería una científica bióloga experta en genética extraterrestre, y trabajar en un proyecto con los aliens. Tras varias horas de discusión acabamos llegando a un término medio que me daba a mí más facilidades para que su personaje formase parte del grupo y tener yo trama a partir de ahí, porque trabajando en un proyecto supersecreto del gobierno encerrada 24 horas en un laboratorio no lograba yo ver la forma de meterla en juego; así que al final quedó en que había trabajado en un experimento del gobierno para crear super-soldados durante la Gran Guerra combinando el genoma humano con el alienígena, sin embargo al acabar la guerra el proyecto se canceló y todos los que estuvieron trabajando en él tuvieron que buscarse otro curro. A partir de ahí ya tenía yo algo medio interesante con lo que hacer el "gancho" inicial.

El día de la partida les conté a todos más o menos de qué iba el Spirit, qué eran los centuriones, su papel en la historia, todo lo de las novelas, un poco cómo iba el sistema FAE y lo que vi necesario para que tuviesen una idea antes de empezar.
Creamos los personajes en un ratito, con lo que tuvimos (no recuerdo los nombres de ninguno :-) ):
- Nuestra científica antes descrita.
- Una espía asesina basada en La Viuda Negra.
- Un mercenario que era un calco de El Castigador.
- Un vagabundo pordiosero con los poderes de Cíclope. Esto quedó un poco en "venga, hazlo, pero ya te lo limitaré y definiremos porqué puedes hacer eso".

Empezamos la partida con mi única idea para jugar: unos super-soldados fruto del experimento aquel de los aliens robarían algo y los personajes serían testigo, y ya veríamos que pasaba a partir de ahí.

Para empezar pedí que decidiesen en qué ciudad estábamos, porque en mi cabeza tan sólo resonaba Los Ángeles, y decidieron jugar en Louisiana, de la que no sé apenas nada, salvo que es un estado y no una ciudad, así que me parece que van a caer en Nueva Orleans, y me pillo la guía de La Llamada para la misma.

Tocaba empezar con algo así que fui a lo más sencillo, habían recibido invitaciones para una exposición de unos reliquias encontradas hace poco, así que todos fueron para allá. Tras un rato observando los trastos que ahí había fueron al plato fuerte: un diamante del tamaño de un piano. Unos minutos después el descubridor de tal joya, el señor Walter Corbbit, comenzó a contar todo sobre la expedición a Malasia para buscar las supuestas ruinas de una civilización extinta. Pero cuando iba a empezar a contar cómo encontraron el diamante fue interrumpido por un tío de más de dos metros hipermusculado que cayó del techo acristalado del salón, seguido por un puñado más que se pusieron a atar el diamante para llevárselo.
Esto dio lugar al primer enfrentamiento en el que la científica se cargó de un solo golpe a 4 malotes (y mi novia empezó a cogerle un poco el gustillo al sistema), aunque no consiguieron detenerlos, ya que se llevaron el diamante haciendo uso de unos jetpacks, sí que vieron que los enemigos eran muy duros, y militares.

A partir de ahí empezaron a investigar, descubrieron que todos los que habían abatido eran militares que participaron en el Proyecto V (lo de super-soldados) y la cosa se complicó ella sola del copón.
En resumen, descubrieron que todos los soldados implicados participaron en el proyecto y habían sido expulsados del ejército, además en algún momento todos trabajaron bajo las órdenes del mismo general, que resulto ser el primer grandullón que apareció en el museo. También se fijaron en que la seguridad para tal evento era casi inexistente, sólo 4 personas; así que fueron a la empresa de seguridad, Securitas Direct (que no sé porqué les hizo muchísima gracia), y descubrieron que sólo habían contratado a dos personas, pero había cuatro (esto fue despiste mío, pero lo aproveche para crear más trama a partir de ahí). Así que se pusieron a investigar al gerente del museo que, sorpresa, compartía apellido con la científica; pero registrando los papeles del museo vieron que el gerente que figuraba no era el que les habían dicho que era. Y más o menos ahí quedó la cosa tras más de 4 horas jugando.

El tema es que sin preparar apenas nada y tan sólo escuchando lo que decían e imaginaban que podía pasar y arreglando mis despistes haciendo que fuesen parte de la trama al final construí la historia completa:

Un de los científicos que trabajaron en el Proyecto V, especialista en armas y más concretamente en los lasers, leyó en el periódico sobre el descubrimiento del diamante y que se iba a exponer en el museo de Nueva Orleans. Contactó entonces con algunos soldados que se habían sometido a las pruebas del super-soldado para que lo robasen por él, y ahí es donde empezó la historia, en el robo. Este científico se deshizo del administrador del museo para facilitar el tema del robo a sus hombres, así que seguramente haya un cadáver en algún lugar.
Aún no he definido bien para qué quiere usar el diamante, salvo para crear un láser ultrapotente, quizá sea un loco que quiere dominar el mundo, que siempre está bien.

Bueno, en la próxima partida iremos creando la trama poco a poco, que me ha molado esa forma de jugar; eso sí, tengo que acordarme de pasar todo lo que apunté a limpio, porque no había tomado tantas notas en una partida jamás.



Publicar un comentario