viernes, 16 de mayo de 2014

No sólo de rol vive el hombre: L.A. Noire


L.A. Noire es un videojuego, disponible para PS3, XBOX360 y PC, en el que interpretamos al detective Cole Phelps, del departamento de policía de Los Ángeles.
Como puede resultar evidente, toda la trama se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles, durante los años 40 y 50.
Comenzamos el juego manejando a un novato agente de policía Cole Phelps, quien pronto dejará las patrullas para pasar a ser detective. Empezando por el departamento de tráfico, y pasando por homicidios y antivicio, para acabar en incendios, manejaremos al detective Phelps, resolviendo los casos que se nos presentan.

La mecánica del juego es siempre la misma, aunque esto no debería hacerse muy pesado (salvando las distancias). Básicamente, se nos informa de algún caso que tenemos que investigar, nos desplazamos al lugar y nos dedicamos a investigar la escena del crimen, recogiendo pistas, interrogando testigos y demás cosas típicas de estos casos.
Una de las partes más importantes del juego son los propios interrogatorios. Dispondremos de una pequeña libreta de notas donde aparecerán las posibles preguntas que podemos hacer al interrogado, que pueden variar dependiendo de las pistas que hayamos encontrado, con quien hayamos hablado antes, etc.
Al interrogar a alguien, siempre deberemos decidir si dice la verdad, está mintiendo o no lo tenemos claro.
Queda claro que si elegimos que nos están contando la verdad la cosa acaba ahí, pero si elegimos que nos mienten siempre tendremos que presentar una prueba que demuestre que nos están mintiendo; estas pruebas pueden ser desde pistas encontradas a declaraciones de otras personas. El caso de duda, es algo así como "sé que me estás mintiendo pero no tengo pruebas".
Siempre, durante los interrogatorios, podremos usar puntos de intuición, que nos facilitarán la tarea, ya sea eliminando alguna de las respuestas o consultando a la comunidad, que esto es ver qué respondieron otros
jugadores.
Y ¿cómo saber si nos están mintiendo o no? Pues esta es una de las características más logradas del juego, aparte de por lo que ya sepamos, deberemos
de fijarnos en la expresión facial de la persona en cuestión, además de otras formas de lenguaje corporal que puedan delatarlo.
A lo que es importante mencionar que el juego conserva las voces originales en inglés, por lo que no lo dominamos tendremos que recurrir a los subtítulos, lo que puede hacer que muchas veces nos perdamos detalles. A pesar de los inconvenientes que esto pueda tener, tengo que admitir que me ha gustado mucho jugarlo con las voces originales, le da una profundidad que seguramente se hubiese perdido en el doblaje.

A parte de los casos básicos, durante estos recibiremos avisos de crímenes por la radio, a los que podremos acudir. Estos casos suelen ser del tipo persecución, tanto a píe como en coche, peleas o tiroteos.

La historia, que es lo que importa, y de la que no voy a contar nada, es bastante interesante, lo mejor del juego, la verdad. A lo largo de la carrera de Phelps nos veremos envueltos en diversos tipos de casos, unos relacionados con otros, aunque no lo parezca en un principio, y en los que destaparemos parte de la corrupción de la ciudad.

Además, no podían faltar los coleccionables, 95 vehículos, 50 latas de película clásicas y demás.

Personalmente, sólo puedo decir que el juego me ha encantado, es de esos que volvería a jugar si tuviese tiempo, la historia me mantuvo enganchado en todo momento y además me ha resultado super entretenido.

Y dejo también la banda sonora, que está bastante molona:

Publicar un comentario