lunes, 20 de octubre de 2014

Jugadores no interpretativos

Recientemente me estoy quemando bastante en las partidas, soy un tío exigente y con poca paciencia, de eso soy perfectamente consciente, por lo que intento calmarme y no cabrearme, pero es que llega un punto en que me tocan la moral.
Yo entiendo que jugamos para divertirnos, pero una cosa de jugar a rol y que yo creo que básica es la interpretación de nuestro personaje, sin embargo la mayoría de los jugadores con los que juegan conmigo últimamente pasan totalmente de esto y se ciñen únicamente a "ganar" la partida, convirtiendo el juego en un juego de mesa, o al menos esa sensación me da a mí.

Pongo un ejemplo, que así se entiende mejor:
Recientemente iniciamos una campaña (aunque veo difícil que llegue a tanto) de D&D. Bien mi personaje es un hechicero humanos, de alineamiento caótico maligno que fue, es, un delincuente bastante discreto.
Bien, pues al iniciar la partida se nos cita a todos los pj's, que no nos conocemos de nada, pero tenemos en común a la persona que nos cita, que nos pide que entre todos le hagamos un encargo; aceptamos y nos disponemos a ir a cumplirlo. Sin decir nada a nadie me separo del grupo y me dirijo a donde se encuentra nuestro contratante para pedir "amablemente" que me recompense más que a los demás. La cosa se tuerce y acabo teniendo que cargarme a este pobre enano y a otros 3, por lo que acabo en las mazmorras.

Aquí empiezan los problemas, no en la historia, que también, sino en la mesa de juego. Cuando los demás van a buscar al enano se encuentran conque está muerto y que el acusado de asesinato soy yo, van a sacarme de la cárcel, pero no tienen interés ninguno en la historia que les cuento, porque ya saben que he sido yo, aunque sus personajes no tienen ni idea de lo que ha pasado porque no estaba ahí para verlo no importa, lo que importa es lo que ellos saben.

Más adelante nos encontramos todos en un combate, mi pj se dedica a usar su ballesta únicamente, porque no le interesa que nadie sepa de su capacidades mágicas si no es totalmente necesario, pero ellos insisten en que use la magia, sin querer entender que sus personajes NO saben que tengo ese poder.

Hay más, tranquilos. Durante la batalla un disparo mal apuntado da a uno de mis compañeros (pifia), dejándolo inconsciente. A partir de aquí este guerrero de alineamiento legal bueno se dedica en cuerpo y alma a intentar acabar conmigo, empujándome a posta contra las trampas que estamos rodeando; y su jugador ya ha decidido que me va a matar, porque sí. Así que a mí no me va a quedar más remedio que tirar de mis contactos criminales para sobrevivir. Es una pena, la verdad, y la master no sabe ya qué cojones hacer con nosotros, pero mi pj ante los reiterados intentos de asesinato del guerrero y dado su carácter, no tiene más remedio que responder.

Luego está lo de mi partida de Spirit en la que se empeñan en hacer lo que les da la real gana aunque carezca totalmente de sentido, porque ellos quieren hacer lo que les plazca, sin limitaciones y sin dificultades, y si les dices que no, por mucho que se lo razones, no lo aceptan; así que uno se siente frustrado, muy frustrado.


Entiendo que puede ser difícil mentalizarse a la forma de jugar roleando, más si lo único que quieres es ganar, y no eres capaz de entender que aquí no se gana matándolo todo y haciendo lo que te de la gana, sino viviendo una experiencia.
Que a lo mejor yo estoy equivocado, o a lo mejor esta gente no es compatible con mi forma de jugar y tendré que limitarme a jugar con ellos a Magic, juego que odio.

Veremos cómo evolucionan las cosas, pero realmente sería una pena que en lo que hemos puesto tanta ilusión los dos que hemos montado partidas con intención de campaña acabásemos quemados por esta actitud.


Publicar un comentario